Cómo enfrentar la ansiedad

Nuestro objetivo es mantener seguras a las personas. Por lo general, lo hacemos ayudando al texter a encontrar una estrategia saludable de afrontamiento para superar la ansiedad. Tenemos todo lo que necesitas para pasar de sentirte completamente agobiado a sentir que puedes superarlo.

¿Qué es la ansiedad?

Las personas pueden sentirse ansiosas por muchas cosas: el primer día de clases, una entrevista de trabajo, una primera cita. La ansiedad es esa punzada repentina de “qué tal si” que hace que tu corazón se acelere y que tus manos suden. Existe una diferencia entre la ansiedad saludable y el miedo paralizante sobre el futuro.

Si sufres de ansiedad, debes saber que hay muchas personas con el mismo problema. Los trastornos de ansiedad están entre los trastornos de salud mental más comunes en los EE. UU, estos afectan a más de 40 millones de personas adultas cada año.  La niñez también lo experimenta: en la actualidad, más del 25% de menores entre los 13 y 18 años viven con ansiedad.

Síntomas:

Los síntomas son diferentes para cada persona; según el Instituto Nacional de Salud Mental, algunos de los síntomas incluyen:

  • Sentir intranquilidad, inquietud o que sus nervios se encuentran al límite
  • Hiperactividad
  • Problemas para dormir
  • Fatiga
  • Dificultades para concentrarse
  • Irritabilidad
  • Tensión muscular
  • Dificultades para controlar los sentimientos de preocupación

Crisis Text Line te puede ayudar a controlarlo. ¿Tienes dificultades? Envía un mensaje de texto a un Consejero de Crisis al 741741, o usa el botón de texto móvil a continuación para enviar un mensaje de texto desde tu teléfono.

Estrategias saludables de afrontamiento:

Cuando sientes ansiedad, tan solo pensar en los pasos para manejarla puede parecer abrumador. No tienes que conquistar esa montaña a solas. Estos son algunos pasos que puedes usar para comenzar:

  • Envíanos un mensaje de texto. Si tu mente está corriendo a mil por hora y necesitas ayuda ya, en este momento. Lo bueno es que estamos aquí en todo momento para ayudarte a procesar tus pensamientos de ansiedad y regresar a la calma y tranquilidad. Envía AYUDA al 741741 para conectarte con una persona.
  • Desahógate. El ejercicio es importante tanto para tu salud física como la mental. Si tus pensamientos van a mil y te sientes agobiado, intenta ponerte los zapatos e ir a caminar, relajarte en una clase de spinning, o fluir en una de yoga.
  • Duerme bien. Organiza tu horario y duerme entre 6 y 8 horas cada noche con una rutina que te funcione.
  • Habla con un profesional. Cuidar de tu salud mental es cuidar de tu salud. Encontrar el médico adecuado podría ayudarte a identificar los pensamientos y situaciones que te provocan ansiedad.

Tipos:

Todas las personas son diferentes y de igual manera lo es la ansiedad. De acuerdo con la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, los trastornos de ansiedad más comunes son:

  • Trastorno de ansiedad generalizada: preocupación excesiva que no va en proporción con la ansiedad normal sobre acontecimientos venideros (como trabajo o estudio)
  • Trastorno de ansiedad social: miedo intenso a las interacciones sociales, lo que hace difícil salir, hacer amistades o interactuar con las demás personas
  • Trastorno de pánico: ataques de pánico recurrentes que hacen que la persona deba cambiar su comportamiento para no tenerlos. Los ataques de pánico no son lo mismo a alterarse o asustarse en circunstancias normales; son una reacción física intensa al miedo que con frecuencia causan la aceleración del pulso, sudor y dificultad para respirar.
  • Trastorno de ansiedad por separación: miedo de estar separado de alguien, por lo general debido a la preocupación de que algo les pueda pasar cuando estén lejos.
  • Fobias específicas: miedo intenso a una cosa o situación específica (ej. arañas, alturas, volar)

La ansiedad y la depresión: 

A veces las personas sufren de ansiedad al mismo tiempo que sufren de otros trastornos de salud mental. Muchas personas también sufren de depresión; y aunque las personas pueden sufrir de ambos trastornos, es importante notar que estos tienen diferentes síntomas y causas.

La ansiedad y el pánico:

Imagina que la ansiedad y el pánico son primos: se relacionan, pero no son siempre lo mismo. Es común tener ataques de pánico como una respuesta de miedo con trastornos de ansiedad. También es posible tener un ataque de pánico ocasional sin tener un trastorno. Los ataques de pánico pueden ser aterradores; a veces se sienten como un ataque cardiaco. ¿Las buenas noticias? No ocasionan ningún daño permanente a tu cuerpo, pero eso no significa que no tengan importancia. 

La ansiedad y el estrés:

El estrés es una respuesta completamente normal y prevista a situaciones y cambios en nuestras vidas. La ansiedad también puede manifestarse como una respuesta al estrés. El truco es identificar cuando los niveles saludables de estrés se convierten en niveles desproporcionados de ansiedad relacionados con ciertas situaciones o eventos.

Causas:

En términos simples, no hay una causa única para la ansiedad. Sin embargo, hay algunas cosas que pueden aumentar tu riesgo:

  • Tu genética. Las investigaciones han encontrado que las personas que empiezan a sufrir de trastornos de ansiedad antes de cumplir los 20 años probablemente también tienen un familiar que sufre de ansiedad.
  • La química del cerebro. La ciencia muestra que el estrés puede cambiar el balance químico del cerebro; por lo tanto, no es de sorprenderse que este cambio químico pueda afectar tu estado de ánimo.
  • La personalidad. La personalidad de algunas personas puede hacerles propensas a tener ciertos trastornos de ansiedad.
  • Acontecimientos importantes en la vida. Los acontecimientos traumáticos pueden cambiar nuestras vidas… y también pueden cambiar nuestros cerebros. En ocasiones, la ansiedad puede manifestarse en relación a acontecimientos grandes o difíciles.
  • El trauma. El trauma agudo y prolongado puede contribuir tanto a la ansiedad intermitente como a la ansiedad a largo plazo. Por ejemplo, el racismo puede causar trauma que conduce a sufrir de ansiedad tanto en las maneras sistémicas en las que se manifiesta en nuestra sociedad como en los puntos de inflexión de un individuo. 

El tratamiento y la prevención:

La ansiedad puede ser abrumadora; Sin embargo, es extremadamente tratable. Algunos tratamientos comunes incluyen:

  • Respirar profundamente. Enfocarse en la respiración para calmarse y centrarse.
  • Reducir el estrés. Técnicas de control del estrés como hacer ejercicio, meditar y las técnicas de atención plena pueden ayudar a controlar el estrés.
  • Duerme más. Mantener un horario consistente de sueño puede ayudar a regular tu estado de ánimo y tu estrés.
  • Habla con un profesional. Un terapeuta puede ayudarte a controlar tus disparadores y tus síntomas. Los terapeutas y médicos también pueden recetarte medicamentos para ayudar a controlar tu salud mental.
  • Siempre está bien pedir ayuda, de hecho, se necesita ser valiente para pedir ayuda. ¿Quieres comenzar? Trata de hablar con tu médico para saber más sobre cómo te estás sintiendo y sobre maneras para cuidar de tu salud mental.

Envía un mensaje de texto a un Consejero de Crisis al 741471. Estamos contigo.

¿Te encuentras en crisis?

Envía un mensaje de texto con la palabra AYUDA al 741741 para comunicarte de manera gratuita con un Consejero de Crisis

Apoyo gratuito las 24 horas del día, los 7 días de la semana, al alcance de tu mano.
¿Te encuentras en crisis?

Envía un mensaje de texto con la palabra AYUDA al 741741 para comunicarte de manera gratuita con un Consejero de Crisis

Apoyo gratuito las 24 horas del día, los 7 días de la semana, al alcance de tu mano.

Información de nuestros datos, noticias y más, directamente a tu bandeja de entrada.

Abrir la tabla de contenidos