Cómo enfrentarse al suicidio

Eres suficiente. Tú importas. Vale la pena luchar por tu vida.

El suicidio es una de las principales causas de muerte. También puede prevenirse. Por lo tanto, tomemos un momento para hacer un chequeo. Si sientes que quieres acabar con tu vida, pedir ayuda para controlar tus emociones es un acto de valentía. Eres de gran valor, eres importante, y el mundo te necesita.

Cómo obtener ayuda si estás pensando en poner fin a tu vida

Primero lo primero: tú importas, eres importante, traes luz a este mundo. Está bien pedir ayuda, y estamos aquí para ayudarte.

Aquí hay algunas formas de seguir adelante de a un segundo, un minuto, una hora e incluso un día entero.

  • Envíanos un mensaje de texto. Estamos para ti—siempre. Envía un mensaje con la palabra AYUDA al 741741 para conectarte con una persona real. No te vamos a juzgar. Sólo te queremos escuchar.
  • Dile a un amigo. Más que cualquier soledad que sientas, debes saber que hay muchas personas que te quieren en este mundo. Confiar en alguien puede ayudarte a construir un sistema de apoyo para cuando sientas que atraviesas un momento muy difícil. ¿Sientes nervios de hablar con alguien? Puedes comenzar con un mensaje de texto como este: “Hola, siento una inmensa soledad en este momento. ¿Podrías hacerme compañía?”
  • Distráete. Encuentra aunque sea una cosa que te brinde alegría, y aférrate a ella. Tal vez sea escuchar tu canción favorita (escuchar música es una de las herramientas de afrontamiento más comunes entre nuestros texters), o tal vez sea mirar a los ojos dulces de tu hijo. Sea lo que sea, encuentra algo a lo que puedas recurrir cuando atravieses por un momento difícil.
  • Habla con un profesional. Si estás pensando en acabar con tu vida, es probable que estés lidiando con emociones demasiado dolorosas. Nadie merece sentirse así y lamentamos mucho que estés pasando por esta situación. Comunícate con un terapeuta que pueda ayudarte a superar y procesar tus emociones de una manera saludable.
  • Ve a un lugar seguro. Si sientes que eres un peligro para ti mismo, ve a algún lugar donde puedas obtener apoyo inmediato en salud mental, como atención médica de urgencia, una sala de emergencias o marca el 911. 

 

Señales de advertencia

A veces, los pensamientos suicidas son el resultado de enfermedades mentales subyacentes como la ansiedad y la depresión; y como cualquier enfermedad, las enfermedades mentales tienen síntomas, como señales de advertencia de que alguien tiene ganas de acabar con su vida. Sin embargo, ten en cuenta, no todas las personas que padecen una enfermedad mental tienen tendencias suicidas; y no todas las personas que contemplan el suicidio tienen una enfermedad mental.

Cuando alguien está contemplando el suicidio, puede mostrar cambios en la forma en que actúa, piensa o se comporta.

 

Comportamiento suicida: Lo que podría decir la gente que contempla el suicidio

Alguien con pensamientos suicidas puede hablar sobre:

  • Poner fin a su vida
  • Sentir desesperanza
  • No tener razón para vivir
  • Ser una carga para las personas en su vida
  • Sentirse atrapado
  • Dolor insoportable (físico o emocional)
  • Comportamiento suicida: Lo que podrían hacer las personas que contemplan el suicidio

Alguien que esté contemplando el suicidio de manera activa puede actuar de manera impulsiva o imprudente. Podría tener actitudes como:

  • Beber más alcohol y consumir drogas
  • Buscar formas de terminar con su vida, incluyendo hacer uso del internet para buscar posibles métodos
  • Retirarse de actividades
  • Aislarse de la familia, amistades y de seres queridos
  • Dormir demasiado o muy poco
  • Despedirse de las demás personas
  • Regalar posesiones valiosas
  • Actuar de una manera agresiva

Crisis Text Line se esfuerza por ponerle un alto al suicidio. Podemos ayudarte si tú o alguien que conoces está pensando en terminar con su vida. Envía un mensaje de texto a un Consejero de Crisis al 741741, o usa el botón de texto móvil a continuación para enviar un mensaje de texto desde tu teléfono.  Estamos aquí para apoyarte.

 

Factores de riesgo de suicidio

El mundo que nos rodea afecta la forma en que pensamos y nos comportamos. Por mucho que a veces queramos crear un entorno seguro, simplemente no es posible. Así que, tanto los factores externos (como los desafíos en las relaciones, el estrés laboral o el trauma) como los internos (como los problemas para regular y procesar las emociones) pueden aumentar el riesgo de suicidio.

  1. LOS FACTORES INTERNOS

Algunos de los factores de salud que pueden hacer que una persona corra un mayor riesgo de suicidio incluyen condiciones de salud física y mental como:

  • la depresión
  • la adicción
  • el trastorno bipolar
  • la esquizofrenia
  • la ansiedad
  • el dolor crónico u otra condición de salud grave
  • una lesión cerebral traumática
  1. LOS FACTORES EXTERNOS

Varias circunstancias en el mundo de una persona pueden aumentar su probabilidad de un intento de suicidio. Éstas incluyen:

  • el acceso a medios letales como armas o pastillas
  • el estrés prolongado
  • los acontecimientos estresantes de la vida o cambios grandes en la vida.
  • el suicidio de otra persona, un ser querido o incluso una celebridad o personaje
  1. EXPERIENCIAS VIVIDAS

Las conexiones personales con el suicidio o el trauma pueden aumentar en gran medida el riesgo de suicidio de una persona. Tres factores de riesgo clave que buscan las personas expertas y profesionales de la salud mental son:

  • los intentos de suicidio previos
  • los antecedentes familiares de suicidio
  • El abuso, negligencia o trauma durante la infancia

Cómo puedes prevenir el suicidio

El suicidio se puede prevenir. ¿Pero cómo? Con tu ayuda.

Todos tenemos nuestros momentos difíciles. Si conoces a alguien que está pensando en suicidarse, es innegable que es difícil, tanto para esa persona como para ti. A veces, prevenir el suicidio se reduce a tener conversaciones difíciles con las personas que te importan. Entonces, enfrentemos juntos este desafío.

Estos son algunos consejos para iniciar una conversación:

  • Escuchar. Lo más importante que puedes hacer es hacerle saber a la persona que estás disponible para escuchar lo que sucede en su cabeza sin juzgar.
  • Preguntar cómo puedes ayudar. Devuélvele el control a la persona que está teniendo dificultades. Pregúntale cómo puedes ser útil, ya sea acompañando a la persona cuando se sienta en soledad o ayudándola a elegir un médico.
  • Manténlo informal. Se trata de una persona que te importa y estamos aquí para ayudarla.  Sigue los pasos mencionados en el artículo sobre preguntar sobre sus intenciones de suicidio para guiarte en la conversación. Vayan a tomar un café juntos, invitala a disfrutar de la mejor maratón de Netflix, organiza una cita para estudiar y, para iniciar la conversación, menciona de manera casual y muy tranquilamente que estás preocupado.
  • Deja que se abra a su ritmo. Si la persona no está lista para hablar, hazle saber que estás ahí para escucharla cuando esté lista.
  • Anímalo a pedir ayuda. Estamos aquí para todas las personas que necesitan ayuda. Anímalo a enviar un mensaje de texto al 741741 si necesita ayuda. Incluso podrías ayudarla a guardar el número en su teléfono para cuando se encuentre en un momento difícil, de esa manera, incluso si no estás a su lado, podemos ayudarle a calmarse.

Hay apoyo para todas las personas que lo necesitan. Hay apoyo para ti. Estamos juntos en este mundo grande y desafiante.

¿Te encuentras en crisis?

Envía un mensaje de texto con la palabra AYUDA al 741741 para comunicarte de manera gratuita con un Consejero de Crisis

Apoyo gratuito las 24 horas del día, los 7 días de la semana, al alcance de tu mano.
¿Te encuentras en crisis?

Envía un mensaje de texto con la palabra AYUDA al 741741 para comunicarte de manera gratuita con un Consejero de Crisis

Apoyo gratuito las 24 horas del día, los 7 días de la semana, al alcance de tu mano.

Información de nuestros datos, noticias y más, directamente a tu bandeja de entrada.

Abrir la tabla de contenidos